DeutschEnglishItalianEspanolFrancais

Instalación de la tubería flexible

Recomendaciones para la instalación

La tubería flexible debe instalarse, en lo posible, manteniendo su forma original pero teniendo en cuenta que los radios de flexión mínimos no deben ser inferiores a los valores permitidos (v. fig.s 1 y 2).
Para una construcción arqueada se deberá elegir la tubería, de forma tal que el pandeo del tubo proyectado en la construcción comience tan sólo después de una longitud aproximada de 1,5 d (una vez y media el diámetro del tubo) (v. fig. 3). Si fuera necesario, se deberá dotar al tubo de un codo protector.
La tubería deberá ser instalada de tal manera que no presente esfuerzo de tracción en ninguno de los estados de regímenes de marcha, excluyendo el esfuerzo por efecto del propio peso. Tampoco deberá ser sometida a presión de recalcado en tramos demasiado cortos (v. fig. 4).
Empleando los accesorios, es decir, los conectores apropiados, se evitará un esfuerzo adicional del tubo (v. fig.5). Debe evitarse la torsión del tubo.
A través de una conveniente colocación y fijación, deben evitarse agentes mecánicos externos sobre la tubería, así como también el rozamiento de los tubos con elementos de la construcción o entre sí mismos para impedir la aparición de deterioros externos. Si fuera necesario, se debe proteger los tubos p. ej. con una funda. Los elementos de canto vivo de la construcción deberán cubrirse.
Al aparecer altas temperaturas exteriores, se debe o bien montar los tubos a suficiente distancia de los elementos que irradian calor o protegerlos por medio de medidas apropiadas, como blindaje o protección contra incendios.
Cuando se conecta la tubería a una pieza movible, se debe evitar la torsión del tubo si el movimiento y la flexión tienen lugar en el mismo nivel. Esto ha de obtenerse con un montaje apropiado o mediante medidas de construcción.
Los elementos de sujeción de la tubería deben evitarse donde estos dificulten el movimiento natural y modificaciones de la longitud del tubo. Deberán utilizarse en tramos rectos, donde no exista ninguna flexión o ésta sea adyacente.